5 consejos para que tus formularios sean mas efectivos

Historias doscerebros

Los formularios se han convertido en una herramienta sin la cual sería imposible hablar de conversiones, registros, suscriptores, leads, descargas. Y, al mismo tiempo, son uno de los mayores dolores de cabeza cuando estás creando tu página web o algunas landing pages de tus primeras campañas.

¿Qué sería de una landing page sin formulario?

Nada.

Sin formulario, una landing page carecerían de utilidad. Los usuarios y visitantes no tendrían nada que hacer, ni tampoco podrían hacer algo aunque quisieran.

Cada vez que una persona quiere registrarse, suscribirse, descargar ebook, beneficiarse de una oferta, comprar, reservar un viaje… hasta cuando enviamos un email, en realidad estamos rellenando un formulario O_o

¿Cuánta información debo pedir en mi formulario?

Pensarás que te vamos a decir el número mágico de campos que requiere un formulario, lo sentimos mucho, no existe dicho número. Todo dependerá del objetivo y las necesidades de tu acción. Lo que sí es cierto es que siempre deberías pedir solo la información que realmente necesites.

Está más que comprobado que cuantos menos campos tenga tu formulario más conversiones va a generar, más efectivo será. Lo usuarios perciben un formulario muy largo, con muchos campos, como un gran trabajo a realizar, y lo es. De modo que les tiene que merecer mucho la pena lo que van a conseguir por rellenarlo.

Por otra parte, desde el punto de vista interno (de tu marca o empresa), cuantos más campos rellenen, mayor información tendrás de cada contacto. Y esto se traduce en mayor calidad de leads y mejores opciones para clasificarlos.

La única manera para saber qué es lo mejor que te funciona a ti es probar y medir, optimizar, probar y medir…

Y aquí van los 5 consejos para tener formularios más efectivos:

1- Empieza siempre analizando el valor de lo que estás ofreciendo.

Dependiendo de este valor podrás pedir más o menos información. Cuanto más valiosa pueda ser percibida tu oferta, más cantidad de campos estarán dispuestos a rellenar tus visitantes.

Por ejemplo, si es una newsletter con el email es suficiente (podrías pedir también el nombre en todo caso).

2- Pide únicamente la información que necesites en ese momento para poder completar la conversión.

Y evita pedir información delicada que tus visitantes puedan no querer revelar.

Si lo que ofreces debe ser enviado por correo postal, necesitarás si o si la dirección de envío, nombre y apellido, así como alguna forma de contacto (email o teléfono).

3- Asegúrate de que está bien diseñado.

Es importante que se vean y se lean correctamente todos los elementos (textos, campos, ctas, checkbox legales…).

Mínimo, hay que verlo desde un ordenador y un móvil, para comprobar que el diseño es responsive y se adapta a los diferentes anchos de pantalla.

4- Cuidado con la redacción y los textos.

Las etiquetas labels enseñan al usuario el propósito del campo, pero no son textos de ayuda. Debemos usar expresiones cortas de una o dos palabras. Por otra parte en la llamada a la acción debes evitar las palabras genéricas, por ejemplo «Enviar». Nadie quiere enviar nada. En su lugar trata de dejar bien claro lo que va a pasar cuando hagan click en el botón, por ejemplo «Descargar mi ebook», «Crear mi cuenta», «Obtener la checklist gratis»…

5- Cumple visiblemente con todos los requisitos legales e informa de ello a tus visitantes.

Por lo general, la gente se resiste bastante a dar información personal y la privacidad es algo que preocupa mucho a la gran mayoría de los usuarios de internet. Para cumplir con las leyes y reducir la ansiedad de tus visitantes, siempre siempre añade un mensaje de privacidad indicando que sus datos no serán compartidos ni vendidos, así como la aceptación de la política de privacidad.

The End

¿Te ha ayudado? Compártelo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
doscerebros conversaciones

¿Tienes un proyecto en el que creas de verdad? ¿Alguna idea loca? ¿Quieres hacernos un regalo? ¿Preguntarnos algo?